jueves, 18 de septiembre de 2008

Cambios

Ya estoy aquí. Llevaba meses planteándome lo de tener mi propio blog pero me daba no sé qué. Tras un verano en el que he tenido mucho tiempo para pensar y descansar después de un año muuuuyyy largo, me he puesto manos a la obra.

No pretendo que me den ningún premio, ni ser de los más leídos, sólo reflexionaré sobre las cosas que me gustan.

La moda me apasiona, y gracias a mi trabajo tengo la posibilidad de acceder a mucha información que iré desgranando poco a poco. Aunque no quiero que esto se convierta en un blog sólo de moda, si que es cierto que tendrá un papel importante como lo tiene en mi vida.

También hablaré del día a día, de ese momento del día en que abres el armario y te dan ganas de volver a meterte en la cama porque no encuentras nada que ponerte o nada te queda bien. Del día que, de repente, encuentras un modelito que llevabas mil sin ponerte y cuando sales a la calle todos te dicen que estás estupenda. No creo que sea una gurú del estilo, sólo intento ir cómoda conmigo misma y me gustaría compartir mis gustos con los demás.

Esta primera entrada se la dedico a “mis niñas”, que me apoyan cada día y me suben la moral cada vez que aparezco con un modelito nuevo.

Pues ya está hecho. Lo más difícil es empezar y aquí está mi primera reflexión filosófica. Vaya parrafada!!!! A partir de ahora intentaré poner menos texto y más fotos (si es que aprendo a subirlas).

3 comentarios:

RAQUELITO dijo...

Conozco esa sensacion a la perfección, igual que la de repetir un modelo que el primer día te quedó genial y repetirlo exactamente igual otro día, y que te quede fatal. ¿¿¿como es posible???

Gracias por este blog, y si además puedes dar consejos sobre el pelo, seré tu fan siempre.

Fatima dijo...

ME ENCANTA TU INICIATIVA!!

flowsarkmediaoffice dijo...

Yo también comparto esa sensación, las camisas tienen personalidades diferentes cada día que se vuelve abrir el armario.UN BESO ESTA GENIAL!!!